Atonalidade

Disponível somente no TrabalhosFeitos
  • Páginas : 18 (4259 palavras )
  • Download(s) : 0
  • Publicado : 27 de setembro de 2012
Ler documento completo
Amostra do texto
p

JOSEP SOLER

J. S. BACH
Una estructura del dolor

/

•i

MUSICALIA SCHERZO 1 Colección dirigida por Javier Alfaya

índice

Preámbulo Agradecimientos I Introducción La modalidad Tonalidad El cromatismo: hacia la atonalidad y la dodecafonía El objeto platónico Atonalidad y dodecafonía
© Josep Soler, 2004 © Fundación Scherzo., 2004 C7 Cartagena, 10 28028 Madrid www.scherzo.esfundacion@scherzo.es © A. Machado Libros, S. A., 2004 C/ Labradores, s/n Pol. Ind. Prado del Espino 28660 Boadilla del Monte (MADRID) www.machadolibros.com editorial@machadolibros.com ISBN: 84-7774-438-6 Depósito legal: M-42.910-2004 Visor Fotocomposición, S. L. Impreso en España - Printed in Spain Top Printer Plus

9 11 / 13 20 25 34 46 49

II Bach en su tiempo: idea y voluntad Bach en sutiempo: vidas y pensamiento paralelos La Gloria de Dios Color Ópera Formas Fuga El Arte de la Fuga La Gran Misa en si menor La Muerte 59 65 80 89 105 113 121 128 137 149

7

el receptor ha cortado, por todas partes y lados la posibilidad de recepción, qué pueda suceder a este otro colapso es imposible, también, de concebir. Podemos conjeturar, así nos lo dice la intuición, que de alguna forma elobjeto platónico se abrirá paso, si falta aquel a quien iba destinado, y se abrirá en el mismo momento y lugar en y para alguna otra persona; o de alguna forma también imposible de imaginar, en otra persona o en otra circunstancia en años y siglos -indiferentes para él- de diferencia o a distancias que pueden atravesar la totalidad del mundo, ya que podemos creer que no sólo en seres humanos y ensus lugares se manifiesta su camino de apertura: surgiendo a través de un amanecer o del canto de un pájaro, que pueda volar sobre una tierra ya vacía de hombres, o a través del chorro de alguna herida que se abre dejando surgir la sangre sobre terrenos imposibles de concebir, la fuerza que impulsa el objeto, aquello que debe manifestarse, lo llevará a encarnarse, en extraña natividad, allá o enquién y en el momento preciso en que deba y pueda hacerlo37. Y con la fuerza de lo inevitable, saldrá, se arrancará de su lugar en un espacio no local, imposible de idear y representar para nuestra mente, y se precipitará sobre su presa, sea ésta la que sea y resida ésta en el tiempo y los siglos que sean: allí se encarnará y allí realizará su obra y su operación. Insistimos en estas consideracionesquizá muy personales pero que creemos son o deberían ser de todos los artistas, músicos en particular, ya que, si nos hemos fijado en la persona de Juan Sebastián Bach es, precisamente, porque éste, para nosotros, está en el punto extremo en el que perfección de escritura y emoción que se transmite están llevadas al mayor y máximo grado: nos preguntamos, pues, qué debió sentir Bach al entregar susobras, en un ambiente, en el mejor de los casos, indiferente u hostil, a pesar de la reverencia de determinadas personas y de su fama como improvisador a los teclados del órgano o del clavicémbalo y también como especialista en valoración de instrumentos; hoy nos parece increíble el que se tocaran - o se interpretaran, en el marco que sea- obras como las dos Pasiones, la Misa o los Brandenburgos yesto sólo suscitase indiferencia o incluso rechazo: después de que se interpretara por vez primera la Pasión según San Mateo, viernes santo de 1729, parece que cierta dama expresó su opinión, única que se ha conservado de este evento, de que ciertamente estaba aterrorizada pues la obra «... parecía una comedia de ópera...».

Pero lo que él pensase sólo podían ser consideraciones vistas a travésdel tamiz de su conciencia: es imposible que no supiera qué es lo que estaba sucediendo en su interior y en la operación de sus manos y qué es lo que salía de ellas y cuál era su valor: en su caso la tensión debió de ser extrema, ya que la calidad de lo entregado era, asimismo, extrema; esta tensión, incesante, durante toda su vida artística y cada día más en su mirada hacia atrás con un...
tracking img