Rinconete y cortadillo

Disponível somente no TrabalhosFeitos
  • Páginas : 8 (1801 palavras )
  • Download(s) : 0
  • Publicado : 17 de abril de 2013
Ler documento completo
Amostra do texto
REFERENTE AO QUESTIONÁRIO(7) ¿ES UNA NOVELA PICARESCA?
Rinconete y Cortadillo, aunque a simple vista parece una novela picaresca, no lo es del todo, ya que no se cumplen algunas características básicas.
Características principales de la novela picaresca:
* El protagonista (el pícaro) narra su propia vida de manera autobiográfica, desde la infancia.
* Es hijo de padres sin honra;empieza declarándolo cínicamente.
* Es ladrón y utiliza tretas para robar.
* Aspira a crecer en la escala social, pero no logra salir de su estado miserable.
* Cuando parece que ha logrado un éxito en sus planes le sucede una desventura; suerte y desgracia alternan en su vivir.
* No narra sucesos fantásticos sino reales.
Rinconete y Cortadillo es un relato contado en tercera persona porun narrador omniscente. La principal diferencia estructural con la picaresca está precisamente en la no utilización del modo autobiográfico y en el protagonismo dual de la novela.
La primera parte del libro (planteamiento) es la que más se acerca a los asuntos propios de la picaresca, aunque estos muchachos no son criados de ningún amo; actúan por cuenta propia.
1. ARGUMENTO
Pedro del Rincón yDiego Cortado eran dos pícaros muchachos que se conocieron en una venta de Alcudia (Ciudad Real). Rincón, el mayor, tenía una baraja trucada con la que hacía trampas cuando jugaba con gente que se apostaba dinero. Un día en la venta, jugaron con un arriero, y ganaron doce reales, al rato el hombre se dio cuenta del engaño, pero ya era tarde, pues los chiquillos se marchaban para Sevilla con unoscaminantes a caballo.
Sirvieron a los caminantes durante el viaje, pero antes de despedirse robaron algunas pertenencias de estos, que más tarde vendieron en el mercadillo, sacando por ellas veinte reales.
En Sevilla descubrieron el oficio de porteador (transportar mercancías en una cesta de esparto) y gracias a un muchacho asturiano que les dijo lo que les pagaban (cinco o seis reales al día) yles informó sobre el trabajo, pudieron conseguir instrumentos para empezar a ganar dinero honradamente. Justo el día de su debut se acercaron a ellos un estudiante y un soldado ofreciéndoles trabajo como servidores de estos, y les dejaron algo de dinero como compromiso. Al rato llegó el estudiante, que era sacristán, diciendo que le habían robado su bolsa con quince escudos (había sido Cortado).Los muchachos dijeron no saber nada de ella, y Cortado se fijó en el pañuelo del sacristán, y sin que este se diera cuenta, se lo robó. Otro muchacho de la esportilla que estaba en la plaza, se percató del hurto cometido y dijo a Rincón y a Cortado que si eran ladrones, por qué no habían ido a la aduana del señor Monipodio, que allí solo se puede robar con el permiso de este hombre. Así que losdos pícaros marcharon con ese mozo a la casa de Monipodio, donde, después de contar sus habilidades, se les admitió, y contrajeron los apodos de Rinconete y Cortadillo.
Al rato llegó un alguacil, amigo de Monipodio, diciendo que le habían robado al sacristán el dinero. Cortadillo admitió su culpabilidad y la bolsa fue devuelta.
Allí conocieron a los demás cofrades, que eran ladrones, bárbaros,pícaros y prostitutas. Cuando estaban comien- do llegó Juliana la Cariharta, que había sido cruelmente azotada por Repolido, al no conseguir todo el dinero que éste necesitaba. Más tarde llegó Repolido, y después de hacer las paces se marcharon.
Después de otros pequeños contratiempos, como el de Juliana y Repolido; Monipodio enseño a los dos nuevos cofrades las tareas que realizaba cada miembro dela congregación, y les asignó el lugar adónde tenían que ir a robar. Quedaron en que el domingo se volverían a reunir alllí todos.
Rinconete y Cortadillo se marcharon rflexionando sobre todo lo que habían contemplado, asombrados ante la deformación cultural, la degradación de usos religiosos, la extraña organización administrativa y financiera de Monipodio y la corrupción de la justicia...
tracking img